Formaciones Chartistas de cambio de Tendencias en forex

Formaciones Chartistas de cambio de Tendencias

Formaciones Chartistas de cambio de Tendencias

Las formaciones Chartistas son figuras que se crean al final de las tendencias y que marcan el cambio de la misma, son formaciones que crean las velas con cierta asiduidad y son fácilmente reconocibles por los inversores de Forex.

Doble techo o Doble suelo es una de las más reconocibles, donde se espera que el valor de una tendencia marquen la figura reconocible de doble techo o doble suelo, como se puede ver en la figura, es una doble marca del valor en un periodo corto de tiempo que repite el mismo precio del valor en una tendencia diferente a la general, una vez detectado y confirmado el doble rebote, la tendencia cambiará de sentido, por lo que es el momento de salirse de las posiciones una vez confirmado la segunda señal y esperar la estabilidad del valor para volver a invertir.

El triple suelo o triple techo es en esencia la misma mecánica que la anterior pero con la diferencia de que buscamos tres señales iguales, mucho más difícil de encontrar, es bastante más fiable que la anterior debido a su dificultad de que se forme, una vez detectada, debemos de tener claro que la tendencia cambiará radicalmente una vez alcance la resistencia o soporte máximo creado de la tendencia del tercer suelo, una vez producido esto, la tendencia cambiará bruscamente y durante más tiempo que en el doble suelo. Esta señal se suele producir en los valores más estables, que sus tendencias son más largas, las cuales se reconocen las formaciones chartistas de cambio de tendencias más fácilmente.

La formación de la Taza con su asa es una de las más creativas de estas formaciones, parecida al doble suelo, en este caso, tanto las caídas como los rebotes son más suaves, en tendencias a la baja, se aprecia una perdida del precio del valor seguido de un valle más largo que en el doble suelo, luego toma un poco de tendencia alcista y seguidamente vuelve otra pequeña bajada, mucho más suave y distendida en el tiempo que termina con otra recuperación esta vez más fuerte y más estable. La formación se completa, y por lo tanto se activa nuestra señal de entrada en el mercado, cuando la segunda subida supere el pico de la primera, en este punto, se entiende que la confianza del mercado en el valor está subiendo y por lo tanto es aconsejable abrir una posición de compra.

Formaciones Chartistas de cambio de Tendencias

La formación de diamante es una de las más raras y menos habituales de las formaciones chartistas, se busca la formación de un diamante en un pico de la gráfica y se detectan las señales de entrada y salida del mercado cuando rompe sus extremos.

El patrón del diamante se crea con la unión de dos triángulos, los cuales uno se determina para la primera tendencia antes del pico, y el otro para la segunda, aunque no es muy fiable, ya que su utilización para las tendencias bajistas hace que sea extremadamente volátil, ni usa unos parámetros exactos, puede servir para ayudarse de otros indicadores y entrar en posiciones cortas. El primer triangulo colocado en la primera tendencia, como vemos en la imagen al laza, se coloca de tal forma que coincida una línea por la tendencia del valor, un vértice en el pico del valor, y una recta del pico hacia abajo para formar la unión con el otro triangulo, que se crea igual pero a la inversa, donde se colocará el vértice inferior justo en el valor mínimo que ha alcanzado la función antes de un rebote y la hipotenusa se colocará de tal forma que cubra los máximo de ese rebote.

Una vez formado el diamante con los dos triángulos, tendremos unas líneas de señal para en el momento en el que la gráfica del valor rompa su línea inferior del diamante, se inicie una posición de venta en este caso, que mantendremos durante muy poco tiempo, al menor indice de rebote debemos salirnos de la posición, ya que no nos asegura largas tendencias y es posible que entremos en perdidas muy rápidamente.

La vuelta en un día es otra de las formaciones chartistas que son específicas para un mercado sumamente volátil, por lo que es necesario operar con cautela ya que se basa en un único indicador, el cierre y apertura de los mercados, y la evolución durante toda la jornada determinará nuestra entrada o no en posición a la apertura de la próxima sesión, por lo que si no cuadra con el patrón, no debemos operar bajo este indicador durante el resto de la sesión, la formación cuenta con tres pasos, el día previo, el día de análisis donde sacaremos la señal y el día de inversión.

Lo primero que se tiene que tener en cuenta es el valor del cierre de la sesión anterior, donde prestaremos especial atención a los máximos y mínimos registrados, la apertura del nuevo mercado nos indicará donde fluctuarán los movimientos, donde debemos observar durante toda la sesión como ha evolucionado el precio, en mercados alcistas, debe ir marcando máximo superiores al cierre, pero en el final de la sesión marcar un mínimo inferior al de la anterior sesión, lo que nos dará una señal de entrada en el mercado de venta que podremos mantener durante toda la próxima sesión.

En un mercado bajista, las señales las tendremos cuando durante el día de analizar los datos, el día dos de nuestra estrategia, encontremos que el valor va marcando mínimos durante toda la sesión, pero cuando llega el cierre, cierra por encima del máximo marcado en la sesión 1, por lo que en el inicio de la sesión tres, iniciaremos posiciones long que según como evolucione el mercado se podrán mantener más o menos tiempo.

Isla de vuelta es otra formación bastante peculiar que no siempre se forma en los mercados, su principal lugar de aparición es en los mercados más volátiles de Forex, donde las subidas y bajadas radicales son muy continuas, allí es donde podremos ver la figura del Gap o salto de precio, que son creadas cuando los inversores toman una decisión de compra o venta conjunta muy rápida y con muchos volúmenes en el mercado, lo que hace que se cree un salto de precio, el cual nos puede servir de señal inicial para empezar a vislumbrar nuestra isla de vuelta.

Para las tendencias alcistas como las bajistas la figuras son iguales pero en sentidos contrarios, la primera señal es un gap seguido de un breve periodo de tiempo de estabilidad, aunque no siempre es necesario, y se produce otro gap en sentido contrario, con esos dos saltos de precios, tendremos formada nuestra figura de isla de vuelta. Ahora es cuando se tiene que abrir una posición en la dirección que llevaba el valor antes de marcar el gap, ya que seguirá en ese sentido por un tiempo más al anularse la tendencia con el salto de precio. Aunque no siempre es fiable totalmente, ya que después del gap puede tanto cambiar posición como seguir tendencias previas, es importante analizar el precio y que recorrido trae hasta el gap, y operar en consecuencia.

La figura de la cuchara sopera o suelo redondo, es una figura la cual imita la forma de una cuchara sopera, con su caída moderadamente suave, su valle redondeado nunca llegando a ser plano, y una lenta pero firme recuperación contra tendencia inicial que nos indicará la señal de entrada en el mercado, se puede operar tanto en tendencias alcistas como bajistas, y es un buen indicador para valores muy estables.

cuchara sopera

En la imagen se puede ver como el valor ha entrado en un periodo bajista, durante largas jornadas ha ido perdiendo valor el precio de la moneda frente a su par hasta llegar al suelo, donde se empieza a formar el valle, nunca es plano, pero se puede ver como tiene un recorrido curvo que tiene su mínimo en el centro de la formación, luego empieza a recuperarse cada vez más fuerte, cuando forma el final de la cuchara el valor tiene mucha fuerza y confianza de los inversores, por lo que es una señal optima entrar en posición justo cuando veamos la tendencia empieza a definirse claramente al alza. Una vez en posición, el stop loss se coloca en la parte inferior de la cuchara, y el resto es aguantar la posición hasta realizar el take profit en el momento que veamos que pierde fuerza la tendencia.

La formación más reconocible de las chartistas de tendencia es la de hombro cabeza hombro, donde su aparición predice un cambio de tendencia en cuanto se acabe de formar el segundo hombro, que debemos de entrar en posición y aprovechar toda esta tendencia nueva que se va a generar.

hombre cabeza hombro chartista

Como podemos ver en la imagen, se ha formado lo que se asemeja a un dos hombros y una cabeza, la cuales nos dan los puntos necesarios para formar lo que simbolizaría el cuello de esta figura. Esta línea se obtiene de los puntos máximos, en tendencias a la baja, que marca la gráfica del valor, con esos tres puntos formas, se obtiene una línea uniéndolos que cortará a la gráfica del valor cuando empiece su tendencia alcista, esta será la señal de entrada en el mercado, además de ser el medidor de hasta cuanto beneficio podemos esperar sin entrar en posiciones de riesgo.

Este dato lo obtenemos de sumar el punto máximo que alcanzó la figura, la cabeza, y el justo medio de la línea del cuello, esta distancia es nuestro pullback donde, sumado desde el punto de corte de la gráfica con la línea del cuello más el pullback, tendremos nuestro máximo o mínimo que se espera alcanzar con este patrón. Este es un buen lugar donde colocar nuestro take profit si no vamos a estar pendiente del valor, ya que puede desarrollarse en varias horas, cuanto mayor sea el pullback más tiempo será necesario estar en posición.

Este patrón se puede reconocer tanto en las posiciones al alza, como su invertido para las posicione bajistas, es uno de los indicadores más fiables, ya que al tener tantos puntos que analizar, la señal de entrada en el mercado es clara y se mantiene en el mercado un tiempo relativo a la distancia del pullback, aunque siempre hay que operar junto con otros indicadores, para estrategias simples y mercados previsibles, se puede operar solo con este indicador y obtener grandes resultados de él.